Inicio » devocional » Plan de pureza

Plan de pureza

joven-leyendo-la-biblia-1Proverbios 6

Salomón le dijo a su hijo que evitara los engaños de una mujer tentadora y le dio cuatro instrucciones prácticas. Las primeras dos –“alejarse de las personas malas” y “evadir la suavidad de la lengua que le invita a pecar”— se enfocaban en el componente externo de la tentación. En otras palabras, estas instrucciones nos dicen que nos distanciemos de aquellas atracciones potenciales que nos pueden llevar a peca. Este sabio padre también reconocía que parte del problema de la tentación yace dentro de nosotros. Si tiene hambre, un chocolate se hace muy atractivo. Por lo tanto, las siguientes dos instrucciones nos dicen cómo sobrevivir a la tentación analizando y evaluando nuestro apetito.

Reúse guardar deseos por el sexo opuesto

La belleza y el encanto no se pueden ignorar fácilmente. La televisión, las películas, la publicidad y prácticamente cada esquina del ciberespacio entran a nuestras mentes para dar prioridad a la belleza física en cada decisión que tomamos. Personas atractivas nos convencen de comprar ciertos productos. El candidato político que tenga la apariencia física más atractiva obtiene ventaja en las encuestas. La belleza imposible, o sea, esas mujeres retocadas por medio de computadoras, llenan las portadas de las revistas diciéndonos qué debemos comer y qué no. Ahora, hasta las reporteras son hermosas. Entonces, ¿cómo podemos evitar esta preocupación por la belleza física cuando interactuamos con personas en el trabajo, el hogar y la escuela todo el tiempo?

Desafortunadamente, este dominio mental es una cuestión de disciplina. No es algo fácil ni automático. Debemos reprogramar conscientemente nuestras mentes para remover la belleza física de nuestro proceso de pensamiento. Debemos programarnos para ver más allá de ello. Debemos tomar elecciones conscientes y habituales que hagan a un lado cualquier consideración de la belleza y nos permitan ver a las personas como nuestras hermanas o hermanos. Debemos entrenarnos para ver más allá de ello. Debemos, de manera consciente, capturar todos nuestros pensamientos (2 Corintios 10:5) y luego evaluarlos de acuerdo con Filipenses 4:8:

“En cuando a lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, si hay algo que merece alabanza, en esto piensen”.

No permita que esos ojos atractivos le capturen

Todos queremos sentirnos deseados. De hecho, esta necesidad básica de ser queridos ha sido causa del sexo ilícito desde la antigüedad. Salomón decía que la “suavidad de la lengua” es una de las tantas formas que los tentadores utilizan para cautivar a su presa ingenua. Una mujer seductora también sabe cómo enviar una señal sensual con sus ojos. De hecho, los piropos vienen en muchas formas y tamaños. Así que tenga cuidado de aquel hombre encantador que no es su esposo o de aquella mujer que se preocupa por usted y que no es su esposa. En cualquier contexto, los piropos son sencillamente un preludio de todo lo que debe evitar.

Reflexión
Si siente que no es atractivo o tiene baja autoestima ¿a quién busca cuando para recibir apoyo y ánimo? ¿Las personas que respeta estarían de acuerdo con eso? Haga una lista mental de personas y situaciones que debe evitar cuando se sienta especialmente vulnerable.

Adaptado del libro, Viviendo los Proverbios  . Con permiso de la Editorial Mundo Hispano por Charles R. Swindoll

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s