INTIMIDAD: Devocional 27 de Marzo

Entonces dije! : Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos. 6 Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas; 7 y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado.

Isaías 6:5-7 

Isaías tuvo un encuentro con la gloria del Señor en el templo, el encuentro fue de tal intensidad que el profeta declara soy un hombre muerto, porque siendo tan pecador he visto la Gloria de la Santidad de Dios. En este encuentro con Dios Isaías se da cuenta de la impureza de su vida y de la vida de su pueblo. Mientras más cerca estamos de Dios, más nos damos cuenta de nuestra impureza. Uno de los grandes problemas que enfrentamos hoy adentro de las Iglesias evangélicas, es que ellas están llenas de personas que se consideran buenas y puras. Esto pasa por la mayoría de estas personas no ha conocido la intimidad de la gloria de Dios, ni han sido confrontados por la palabra del Señor. En la presencia del Señor, siempre nos vamos dar cuenta de nuestras equivocaciones e impurezas, también en la presencia de Dios siempre podemos contar con su acción soberana para nos purificar en Cristo de nuestros pecados, sin embargo, la purificación es con fuego, no es fácil pasar por ella, entretanto, Jesucristo es la obra de Dios para quitar nuestra culpa y limpiarnos de nuestros pecados. El gran problemas para muchos es que la purificación acontece con un propósito, el de ir y anunciar el mensaje de Dios al mundo, y aquellos que fueron purificados van a decir como el profeta Isaías, “Heme aquí Señor, envíame a mi”. ¿Ya estuvo usted en la presencia del Señor para ser purificado?, ¿y cuál es su respuesta al llamado de Dios hoy?. Dios esta esperando tu respuesta. Que Dios les bendiga con su purificación.

DOS FORMAS DE PECAR; ACCIÓN Y OMISIÓN: Devocional 26 de Marzo

15  En Lugar de Lo Cual deberíais Decir: Si El Señor QUIERE, viviremos y haremos ESTO o aquello. 16  a Pero AHORA os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala; 17  y al que SABE HACER Lo Que bueno, y no lo Hace he aquí, le es Pecado.  Santiago 4:15-17

Podemos definir pecado, de muchas maneras, pero hay dos formas de pecar que acompañan al hombre todos los días. El hacer y no hacer, o sea, la acción y la omisión. En el primer caso, se desobedece a Dios haciendo lo que Él ha dicho que no se debe hacer, y obviamente el segundo, no haciendo lo que Dios manda hacer. En ambos los casos, la infracción de la ley de Dios se constituye pecado.

Sin embargo, en el texto que leímos, Santiago enfoca el segundo caso, que es la omisión. Cuando Santiago declara que aquel que sabe que debe hacer lo bueno y no lo hace comete pecado. Pero es importante destacar que el autor del texto quiere ir mucho más allá de la simple declaración de omisión; el está declarando que la mayoría de los Cristianos sabe exactamente lo que debe hacer pero en general no lo hace.

El otro detalle que podemos destacar en el texto es que; pecado no es solo hacer lo errado, pecados es también no hacer lo correcto; esto nos hace entender que muchas veces hemos pecados doblemente delante de Dios. Por lo tanto, no me resulta decir, yo no tomo, no fumo, no hablo disparates, no ando con mentiras, ni  en la prostitución, todo esto es digno de honor,  pero la pregunta es; ¿además de no hacer esto estás haciendo las cosas correctas delante de Dios?. Algunos hermanos son muy buenos en evitar algunos pecados, pero pésimos en hacer lo que Dios le ha mandado. Santiago no enseña nuestro problemas somos nosotros mismos, cuando buscamos nuestro propio contentamiento y determinamos nuestra propia forma de vivir. Lo correcto en poner la voluntad de Dios por delante de nuestros proyectos. Esto nos hará percibir que la felicidad y el éxito vendrán cuando el orden de Dios sea observado en nuestras vidas, te pregunto; ¿está usted haciendo lo que Dios te llamó para hacer?

LA IGLESIA EN LAS CASAS: Devocional 25 de Marzo

3 Saludad a Priscila y a Aquila, mis colaboradores en Cristo Jesús, 4 que expusieron su vida por mí; a los cuales no sólo yo doy gracias, sino también todas las iglesias de los gentiles. 5 Saludad también a la iglesia de su casa. Saludad a Epeneto, amado mío, que es el primer fruto de Acaya para Cristo.

Romanos 16:3-5

En una larga lista de saludos finales en la carta a los cristianos en Roma, el apóstol Pablo menciona a Priscila y Aquila y luego menciona algo muy interesante para nosotros hoy, porque lo destaco? Porque hoy muchos han transformado la Iglesia en el templo, de esto salen las frases voy a la Iglesia, pensando en el templo, o igual dicen, la iglesia me hace bien a mí, también pensando en el templo.

En la enseñanza bíblica, la palabra iglesia no hacía referencia al templo ni a una institución, sino más bien, al cuerpo de Cristo que se reunía en diversos lugares, mas principalmente en las casas. Las casas de los hermanos eran los locales en donde la Iglesia crecía en número, crecía en el conocimiento de Jesús, compartían el pan y cuidaban unos de los otros con amor. Cuando las familias comprendan este principio, la Iglesia que está en Copiapó, se reunirá en varios templos, esparcidos por toda la ciudad, y en este caso, el nombre de Cristo será conocido, el perdón de pecados será ministrado, personas serán sanadas, otras restauradas de problemas emocionales, y el gran amor de Dios será derramado en medio de su pueblo.

COMO DEBE SER LA IGLESIA DE CRISTO: Devocional 23 de Marzo

6 Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él; 7 arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias.

discipleship-cAl  leer los evangelios,  uno de los destaques encontrados es que Jesucristo desarrolló una vida en común con sus discípulos. Ellos no si veían una sola vez por semana en la sinagoga judía, sino, más bien, vivieron juntos haciendo el  bien y enseñando las buenas noticias de Dios. Este modelo es destacado por todo el nuevo testamento en la Iglesia primitiva, en donde Jesucristo es presentado como verdadero Señor de los que creyeron el Él.

El cristianismo no es una mera religión o conjunto de reglas, pero si,  una vida de intimidad y comunión con Dios y con los otros discípulos, para impactar el mundo alrededor. El Señor Jesús dijo en el evangelio de Juan que sin Él nada podríamos hacer, por ello debemos buscar siempre  su presencia y orientación, y debemos estar dispuestos a obedecer a lo que Él nos ha mandado, vivir en comunión y anunciar el evangelio de gracia.

LA SOBERANÍA DE DIOS EN LA SALVACIÓN: Devocional 21 de Marzo

Nuestro Dios es un Dios que salva;  el Señor Soberano nos libra de la muerte. Salmo 68:20

waiting on the LordDios es el Soberano absoluto sobre la historia y todos sus acontecimientos, quien, debido a que el ser humano pecador no está en condiciones por sí mismo de acercarse a Dios, ha predestinado soberanamente a los que han de ser salvos, dándoles en el tiempo oportuno, Su Santo Espíritu y regenerando su corazón para que así les sea dado el don de la fe y puedan ser convertidos, justificados y santificados en Jesucristo. Esta justificación sólo es posible por la Gracia de Dios (sin mediar ningún esfuerzo humano), en Jesucristo (no habiendo otro nombre bajo el cielo dado a los hombres por el cual alcanzar salvación) y a través de la fe sola (sin méritos personales ni mediación de buenas obras).

Que mala noticia para nosotros, que pensamos que tenemos todo a nuestros pies, que pensamos que todo ocurre según nuestros planes, que pensamos que tenemos el control de nuestras vidas. La rebeldía y la autonomía han sido siempre características del ser humano después de la caída.

Aceptar que Dios es Soberano no fácil, esta creencia solo puede ser afirmada en nuestros corazones por la revelación del Espíritu de Dios, quien regenera nuestros corazones para testificar con nuestras vidas que somos salvos por la gracia de Dios por medio de la fe, y sin méritos nuestros. Soli Deo Gloria.

El Poder Transformador del Evangelio: Devocional 20 de Marzo

Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. Hechos 1.8

The-gospel-3Confesamos que los hechos históricos recién descritos (devocionales anteriores) traen redención a la vida de todos los hombres y mujeres escogidos desde antes de la fundación del mundo, quienes, por la acción soberana del Espíritu Santo en ellos, se reconocen pecadores, son llamados por la Palabra de Dios y se acercan al Señor en arrepentimiento, pasando así a formar parte de la Iglesia Universal, la cual tiene la misión de proclamar el Evangelio no sólo a otros hombres y mujeres, sino también, a través de la nueva vida que les ha sido dada en Cristo, de redimir el orden creado en todas sus esferas: espiritual, social y cultural.

No existe espacio donde el poder reconciliador del Evangelio no penetre y restaure  el orden creado. Dios te ha escogido antes de la fundación del mundo para que compartas este Evangelio transformador, para que otros hombres y mujeres lleguen al conocimiento de la gloria del Padre por medio de un arrepentimiento genuino. Pero al mismo tiempo, el Dios Creador quiere usar tu vida como un instrumento de redención en tu familia y en las familias que te rodean, el Dios creador quiere que en el ámbito en el que te desenvuelvas lo hagas con la mayor intensidad buscando siempre agradarlo a Él y no a los hombres. Busca a Dios y deja que el poder transformador de su Evangelio impacte y transforme el mundo a tu alrededor.

LAS CONSECUENCIAS DESTRUCTIVAS DEL PECADO Y LA SALVACIÓN EN CRISTO: Devocional 19 de Marzo

Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo *unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Juan 3.16

Por la Sagrada Escritura sabemos que las buenas obras y esfuerzos humanos no pueden llevar al hombre pecador a una reconciliación con Dios, pues desde el hecho histórico de la caída de Adán y Eva – el primer hombre y la primera mujer creados a imagen y semejanza de Dios, los cuales son padres de toda la raza humana – la creación está bajo la maldición de la transgresión de Adán y todo ser humano nace en rebeldía y condenación delante de Dios, estando en la totalidad de su ser afectado, manchado y esclavizado por el pecado.

De la misma manera sabemos que Dios ha presentado una solución perfecta y santa para reconciliarse con el hombre y con la creación y que, para esto, Él realizó los siguientes hechos históricos concretos, ocurridos en el tiempo y en el espacio: envió a su Hijo, Dios encarnado, el Mesías prometido desde el Antiguo Testamento, llamado Jesús, quien fue concebido por el poder sobrenatural del Espíritu Santo y nació sin pecado de una mujer virgen común, llamada María; Jesucristo dio su vida perfecta y sin pecado en la cruz para satisfacer la justicia de Dios y resucitó con poder al tercer día, venciendo así sobre el pecado y la muerte para siempre e instaurando en sí mismo el inicio de una Nueva Creación; Él subió a los cielos y se sentó a la derecha de Dios Padre y desde allí envió al Espíritu Santo, por medio de quien actualmente extiende Su Reino en el mundo, reuniendo a los escogidos y reconciliando consigo a la creación a través del actuar de la Iglesia Universal.